domingo, 17 de marzo de 2013

Seminario de Metodología de la Investigación



Georges Perec fue un frecuente colaborador de la revista Cause commune, que existió entre 1972 y 1974. Dirigida por Jean Duvignaud y Paul Virilio la publicación tuvo como objetivos “Emprender una investigación de la vida cotidiana a todos sus niveles en sus pliegues o sus cavernas generalmente desdeñados o rechazados; (...) analizar los objetos ofrecidos a la satisfacción de nuestros deseos obras de arte, obras de cultura, productos de consumo en su relación con nuestra vida cotidiana y con las realidades de nuestra existencia común”. El que sigue es un fragmento de un trabajo publicado en el nº5 de Cause Commune, y más tarde fue usaado como apertura del volumen L’Infra-ordinaire ( y reproducido totalmente en el Diario de Poesía nº 21.)

"Los diarios hablan de todo, salvo de lo diario. Los diarios me aburren, no me enseñan nada; lo que cuentan no me interroga y, de antemano, no responde a las preguntas que hago o quisiera hacer.
Lo que pasa realmente, lo que vivimos, el resto, todo el resto, ¿dónde está? ¿ Cómo dar cuenta de lo que ocurre cada día y vuelve a ocurrir cada día, lo banal, lo cotidiano, lo evidente, lo común, lo ordinario, lo infra-ordinario, el ruido de fondo, lo habitual? ¿Cómo interrogarlo? ¿Cómo describirlo?
Interrogar lo habitual. Pero justamente, estamos habituados a eso. No lo interrogamos, no nos interroga, no parece constituir un problema, lo vivimos sin pensar en ello, como si no transmitiera ni pregunta ni respuesta, como si no fuera portador de ninguna información. Ni siquiera es condicionamiento, es anestesia. Dormimos nuestra vida con un sueño sin sueños. ¿Pero dónde está nuestra vida? ¿Dónde está nuestro cuerpo? ¿Dónde está nuestro espacio?
Cómo hablar de esas “cosas comunes”, más bien cómo acorralarlas, cómo hacerlas salir, arrancarlas de la corriente en la que permanecen sumergidas, cómo darles un sentido, una lengua: que hablen finalmente de lo que existe, de lo que somos.

Quizá se trata de fundar finalmente nuestra propia antropología: la que va hablar de nosotros, la que va a buscar en nosotros lo que durante tanto tiempo nosotros saqueamos en los otros. Ya no lo exótico, sino lo endótico.
Interrogar lo que tanto parece ir de suyo que ya hemos olvidado su origen. Volver a encontrar algo de la sorpresa que podían experimentar Julio Verne o sus lectores frente a un aparato capaz de reproducir y de transportar los sonidos. Porque esa sorpresa existió, y miles de otras, y son ellas las que nos han modelado.

Lo que se trata de interrogar es el ladrillo, el hormigón, el vidrio, nuestros modales en la mesa, nuestros utensilios, nuestros horarios, nuestros ritmos. Interrogar lo que parece para siempre haber cesado de sorprendernos. Claro que vivimos, claro que respiramos; caminamos, abrimos puertas, descendemos a una mesa para comer, nos acostamos en una cama para dormir. ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Por qué?
Describa su calle. Describa otra. Compare.
Haga el inventario de sus bolsillos, de su bolso . Interróguese sobre el lugar de dónde provienen, el uso y el devenir de cada uno de los objetos que saca de ahí.
Interrogue a sus cucharitas.
¿Qué hay debajo de su empapelado?
¿Cuántos gestos son necesarios para marcar un número de teléfono?
¿Por qué no venden cigarrillos en los almacenes? ¿Por qué no?
Poco me importa que estas preguntas sean, aquí, fragmentarias, apenas indicativas de un método, a lo sumo de un proyecto. Me importa mucho que parecen triviales y fútiles: eso es lo que , precisamente, las vuelve tanto más esenciales que otras a través de las cuales hemos intentado vanamente captar nuestra verdad."

En este enlace pueden leer más textos de PEREC:



Ejercicios sugeridos para las primeras reuniones:

Después de hacer un inventario de lo que lleven encima, hagan una lista, elijan dos objetos y  descríbanlos. A partir de estas listas y descripciones, avancen sobre hipótesis acerca de los sujetos que los poseen.

Traigan una lista de cinco posibles objetos de estudio que les interesen para encarar una investigación.

Elijan dos para escribir una suerte de índice o descripción de aspectos a trabajar alrededor de ese objeto.

Reflexionen acerca de qué aspectos de esos dos objetos tienen relación con la propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada